Skip to main content

Día Mundial del Sueño: La Importancia de Dormir Bien

diamundialdelsueno (1).jpg

La Asociación Mundial de Medicina del Sueño celebra hoy el día mundial del sueño. La iniciativa comenzó en el 2008 y uno de los objetivos principales es prevenir los riesgos asociados con la somnolencia diurna.
En una sociedad donde las exigencias laborales y profesionales provocan mucho stress, dormir bien se vuelve crucial para mejorar la calidad de vida y poder rendir en las distintas actividades de la jornada.
Lejos de ser un estado pasivo, dormir es una actividad biológica en la que el cerebro sigue realizando procesos fundamentales. Se trata de funciones vitales a nivel de células y sistemas que contribuyen al bienestar físico y mental. De modo que, comprender las condiciones del sueño e indagar más en el área, ayudará a reducir los problemas que hoy aquejan la sociedad.
Dormir bien 
Lo que se persigue con este tipo de iniciativas es busca educar a la población sobre los diversos trastornos del sueño que existen, considerando que los más comunes son la somnolencia y el insomnio. Tales anomalías a la hora de descansar amenazan la salud y disminuyen la calidad de vida de las personas.
Desde la Asociación se intenta hacer hincapié en que la mayoría de la gente desconoce que estos estados son enfermedades prevenibles y tratables, de ahí el interés en difundir esta información. Menos de un tercio de los pacientes buscan ayuda profesional.
Causas de un descanso inadecuado
-Calambres en las piernas vinculados al sueño.
-Apnea obstructiva del sueño.
-Movimientos periódicos de brazos y piernas.
-Síndrome de las piernas inquietas.
-Micción nocturna, urgencia de orinar es una razón común para despertar por la noche.
-Enfermedades: toser o sentir ahogo e incluso comezón puede perturbar el sueño.
-Medicamentos, los analgésicos que contienen cafeína, algunos antidepresivos y los corticosteroides.
Síntomas de una mala noche

-Cansarse con mucha facilidad o sentirse agotados todo el tiempo.
-Quedarse dormidos no sólo en situaciones en las que es normal sentir sueño, sino también en las que se debe estar despierto, por ejemplo, conduciendo el auto.
-"Ataque de sueño" en situaciones peligrosas, como operando una maquinaria industrial, utilizando una sierra eléctrica o conduciendo.