Skip to main content

Día Mundial del Riñón: Recomendaciones para prevenir la Enfermedad Renal Crónica

dia mundial del riñon

 El Ministerio de Salud de la Nación, recomendó el control de factores de riesgo tales como el consumo de tabaco y el colesterol elevado, entre otras medidas para prevenir la Enfermedad Renal Crónica (ERC), en sintonía con el "Día Mundial del Riñón" que se celebra el 13 de marzo promovido desde 2006 por asociaciones médicas internacionales.
El menor consumo de sodio en la dieta alimentaria diaria, la ingesta de frutas y verduras variadas, así como limitar hasta cinco las porciones semanales de carnes rojas y blancas, favorecen la protección de los riñones y mejoran la calidad de vida. También destacó la importancia de sumar al menos 30 minutos de actividad física a diario, no fumar y controlar la presión arterial.
Las personas más propensas a padecer la enfermedad renal son aquellas que presentan hipertensión y diabetes, por lo que resulta muy importante la realización de controles para un diagnóstico precoz.
"El diagnóstico temprano y el tratamiento a tiempo previenen el avance de la enfermedad y las complicaciones cardiovasculares asociadas. Es necesario que el paciente asuma un papel activo en el control y el seguimiento de la enfermedad", subrayó el viceministro de Salud, Jaime Lazovski.
"También es muy importante promover entre los jóvenes los hábitos saludables, como bajar el consumo de sal, tener una dieta que incluya frutas y verduras variadas, no fumar y practicar deportes o realizar actividad física", agregó.
La Enfermedad Renal Crónica es la alteración del funcionamiento de los riñones por más de tres meses y la pérdida gradual de sus funciones. Estimaciones internacionales advierten que más del 17 por ciento de la población mundial mayor de 20 años padece deterioro de la función renal.
En Argentina la incidencia de esta enfermedad se duplicó entre 2002 y 2012, cuando alcanzó al 12 por ciento de la población, es decir que al menos 4.600.000 personas presentan algún grado de ERC.
Esto se debió a que entre 2005 y 2009 aumentó la obesidad, del 14,6 al 18 por ciento de la población, mientras que la diabetes pasó en ese lapso del 8 al 9,6 por ciento, según datos de las Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo. La misma estadística muestra que la población mayor de 18 años con hipertensión alcanzó en 2009 el 34,8 por ciento del total.
"Este año vamos a contar por primera vez con el dato de la prevalencia de la Enfermedad Renal Crónica a partir de la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo", comentó Sebastián Laspiur, director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles de la cartera sanitaria nacional. "Estos indicadores nos van a permitir trabajar sobre la prevención y detección temprana, además de prever las necesidades futuras de tratamiento", puntualizó.
Los cuatro primeros estadíos del mal funcionamiento de los riñones no presentan síntomas, por lo que representan un desafío por parte de los profesionales de la salud para el diagnóstico temprano para evitar la Enfermedad Renal Crónica Terminal, que requiere tratamientos de diálisis o trasplante. Esta última fase de la enfermedad acarrea un importante deterioro de la calidad de vida del paciente y además tiene un alto costo para el sistema sanitario.
En 2006, la Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones Renales instituyeron el "Día Mundial del Riñón" para el segundo jueves del mes de marzo con el fin de difundir los riesgos que amenazan la salud de los riñones y cómo evitarlos.
Fuente Incucai