Skip to main content

Una de cada 100 personas sufre de celiaquía

dia de la celiaquia

En Argentina se estima que una de cada cien personas es celíaca, en un contexto donde la detección de la enfermedad aumentó un 700 por ciento en cuatro años, según datos del ministerio de Salud nacional, con motivo del Día Internacional del Celíaco, que se conmemora hoy. La enfermedad celíaca se identifica por la intolerancia permanente al gluten, el cual se encuentra en el trigo,la avena, la cebada y el centeno (TACC), así como en sus productos derivados. Los síntomas de la celiaquía son numerosos y variados, y muchas veces parecen no tener nada que ver con una intolerancia alimentaria y se confunden con otras afecciones. Y aunque no tiene explicación científica, los casos de celiaquía registrados en hospitales dan cuenta de una mayor prevalencia entre las mujeres, con casi el 80 por ciento del total, en una relación de dos mujeres por cada hombre. Según señalan los médicos, cada vez que se detecta un caso se convoca a los familiares para realizarles el análisis inicial, y la razón es que uno de cada 8 familiares de un celíaco también puede padecer la enfermedad, que es hereditaria, autoinmune y que debilita la capacidad del intestino para absorber los nutrientes en forma adecuada. COMO Y CUANDO APARECE La enfermedad celíaca aparece cuando la persona sufre intolerancia al gluten, presente en cereales como el trigo, el centeno, cebada o la avena. En los celíacos, los ‘pelitos’ que recubren el intestino delgado -encargados de absorber los nutrientes que aportan los alimentos- se inflaman y atrofian por efecto del gluten, y por lo tanto pierden la capacidad de absorción. De este modo, una persona que por ejemplo sufre diabetes u osteoporosis, si no se hace un análisis específico para certificar si es celíaco, puede pasar años de padecimientos sin hallar los motivos. Con sólo excluir de la dieta el trigo, la avena, la cebada y el centeno, la persona puede tener una excelente calidad de vida, aseguran los especialistas. Pero de lo contrario, a largo plazo la celiaquía no tratada puede derivar en enfermedades graves como linfomas, cáncer de esófago o faringe. Y si bien la enfermedad celíaca puede tener una enorme variedad de manifestaciones, las más clásicas y conocidas son la desnutrición, el vientre hinchado y la anemia. Sin embargo, muchas veces esos síntomas no aparecen, pero sí surgen enfermedades asociadas como alteraciones del crecimiento en los chicos; raquitismo; esterilidad; osteoporosis; depresión; anorexia intensa y tumores.
 Fuente: eldia.com.ar