Skip to main content

Semana Mundial de Concientización sobre la Sal

Semana Mundial de Concientización sobre la Sal

Del 11 al 17 de marzo se conmemora la Semana de la Concientización sobre la Sal. Existen fuertes evidencias de que consumir mucho sodio aumenta la presión arterial y la hipertensión es el factor de riesgo modificable más importante relacionado con los accidentes cerebrovasculares.
Consumir mucho sodio aumenta el riesgo de accidentes cerebrovasculares.
Cerca de 9 de cada 10 estadounidenses de 2 años de edad o más consumen mucho sodio. La mayoría del sodio que consumimos proviene de alimentos empaquetados, procesados, adquiridos en tiendas y en restaurantes. Existen fuertes evidencias de que consumir mucho sodio aumenta la presión arterial y la hipertensión es el factor de riesgo modificable más importante relacionado con los accidentes cerebrovasculares. Una persona con presión arterial normal tiene la mitad de riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular en el transcurso de su vida que alguien con alta presión arterial.
El accidente cerebrovascular es la cuarta causa principal de muerte en los Estados Unidos. Unas 800,000 personas al año sufren un accidente cerebrovascular y, a diferencia de lo que cree el común de la gente, la mayoría sobrevive, pero las consecuencias son graves en la mayoría de los casos. Por lo menos la mitad de las personas que sufrieron un accidente cerebrovascular quedan permanentemente discapacitadas con parálisis, dificultades para hablar, pérdida de memoria y problemas emocionales. Quienes sobreviven un accidente cerebrovascular también enfrentan enormes gastos médicos. En el 2010, el costo por accidentes cerebrovasculares a nivel nacional se calculó en 54 mil millones de dólares en servicios médicos y días de trabajo perdidos.
Consumir menos sodio puede ayudar a prevenir y a disminuir su riesgo de tener un accidente cerebrovascular. Las guías alimentarias actuales recomiendan consumir menos de 2,300 miligramos de sodio al día. Si usted es afroamericano, tiene 51 años o más de edad, tiene alta presión arterial, diabetes o enfermedad renal crónica, debe reducir el consumo de sodio todavía más a 1,500 miligramos por día.
De acuerdo con un informe reciente de Vital Signs de los CDC 44% del sodio que consumimos proviene de solo 10 tipos de alimentos.
Principales fuentes de sodio en la dieta:

  • Panes y panecillos
  • Carnes frías y curadas
  • Pizza
  • Aves
  • Sopas
  • Sándwiches
  • Queso
  • Pasta
  • Snacks

Para reducir el sodio de su dieta:

  • Lea las etiquetas nutricionales al ir de compras para saber cuáles son las opciones de sus alimentos favoritos con menos sodio.
  • Consuma más frutas y vegetales, ya sea frescos, congelados (sin salsas), o enlatados (sin que se les haya agregado sal).
  • Limite el consumo de alimentos procesados ricos en sodio.
  • Si sale a comer pida que no le agreguen sal a su comida.