Skip to main content

Día del Nutricionista

nutricionista day.jpg

Desde 1974, todos los 11 de agosto se celebra en Latinoamérica el Día del Nutricionista en conmemoración del nacimiento del doctor Pedro Escudero, médico argentino pionero de la nutrición.
En las distintas instituciones de Salud de la provincia licenciados en Nutrición realizan numerosas acciones: atención en consultorios, participación en grupos interdisciplinarios, realización de talleres, actividades externas y supervisión del área de cocina y el menú de las personas internadas. Todo este trabajo se realiza conjuntamente con la asistencia de los agentes que se desempeñan en el servicio de alimentación y cocina: chefs, cocineros, ayudantes de cocina y bufeteros.
Desde 1974, todos los 11 de agosto se celebra en Latinoamérica el Día del Nutricionista en conmemoración del nacimiento del doctor Pedro Escudero, médico argentino pionero de la nutrición.
La alimentación y la nutrición adecuada y suficiente son esenciales para obtener y mantener óptima salud y calidad de vida. Son necesidades y derechos básicos de toda persona que aspira a vivir y desarrollarse en bienestar y plenitud, por lo que es de gran importancia el rol del nutricionista en el sistema sanitario.
Cuando se habla de nutrición se hace referencia a la ingesta de alimentos en relación con las necesidades del organismo. Una buena nutrición es un plan alimentario suficiente y equilibrado, el que se debe combinar con el ejercicio físico regular.
Alimentación saludable
Desde el ministerio de Salud remarcaron que para cuidar la salud de uno mismo y la de su familia es importante llevar una vida activa, comer saludablemente, no fumar y evitar el humo ambiental de tabaco.
Para comer sano se recomienda distribuir los alimentos en cuatro comidas principales y dos colaciones; y moderar el tamaño de las porciones. Consumir por día dos frutas y tres porciones de verduras de todo tipo y color, preferentemente crudas. Se recomienda que, tanto en el almuerzo como en la cena, la mitad del plato sea de verduras y que el postre sea una fruta.
La incorporación de legumbres, cereales integrales, semillas y frutas secas es una opción de enriquecimiento de los platos y otorga nuevos sabores. Consumir carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de cinco veces por semana. Cocinar sin sal y utilizar hierbas aromáticas como el perejil, albahaca, tomillo y romero para saborizar los alimentos. Evitar colocar el salero sobre la mesa. Reducir el consumo de azúcar y alcohol. Tomar líquido a lo largo del día y hacer ejercicio.